No es un debate precisamente nuevo, aunque suele aflorar cuando se produce algún hecho puntual. ¿Pensáis que hay que poner límites a la creatividad en la publicidad o que por el contrario debe fluir con total libertad?

Desde Creaerte lanzamos esta pregunta a raíz de una polémica que ha surgido esta misma semana. La Cadena Ser de la localidad burgalesa de Aranda de Duero ha emitido una cuña publicitaria para promocionar un club de alterne de la localidad. En dicho anuncio, los creadores aprovechan la temporada de recolección de setas para establecer una serie de comparaciones entre las mujeres que ofrecen sus servicios en el local y las especies micológicas, refiriéndose,por ejemplo, a la “boletus peluda” o a la “amanita jamona”. A la vez, introducen algunos comentarios un tanto ‘picantones’, invitando a los hombres a participar con su “champiñón morado”.

Por lo que parece, esto no le ha parecido bien a todo el mundo. El Instituto de la Mujer del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha encontrado la campaña “vejatoria para la mujer” y ha catalogado el anuncio como “soez” y sexista”. Por ello, esta institución recurrirá a la ley con la intención de que esta publicidad sexual sea retirada de la emisora local. A continuación os dejamos con el anuncio para que vosotros mismos juzguéis si es para tanto, o tan solo aporta un toque de humor.

Comparte esta noticia: