Era 1997 y Apple estaba a pocos meses de la bancarrota. Fue entonces cuando surge el eslogan que se convirtió en un éxito y en todo un grito de guerra para los empleados de la compañía informática. Aquí es donde empieza la historia del hombre que acabaría “rebautizando” Mac.

Ken Seagall es un veterano director creativo que trabajó durante muchos años con Steve Jobs. Coautor de la campaña Think Different, la primera en ganar un premio Emmy. A Segall siempre le impresionó la sencillez de Jobs, desde los productos de Apple hasta en su publicidad. Es también el creador del nombre iMac, base de la estructura que ha guiado la nomenclatura de los revolucionarios productos de Apple durante años. Fue la persona a la que se le ocurrió añadir la letra “i”. Con ello no solo buscaba dar nombre a un producto, trataba de establecer una ideología. La” i “significaba internet, pero también significaba individual, imaginativo y todas las otras cosas que representaban a la compañía.

Actualmente, Ken Segall es consultor de algunas de las marcas más reconocidas en el mundo y demuestra constantemente que la herramienta más poderosa es la simplicidad.

Comparte esta noticia: